En determinadas industrias existe la posibilidad de tener que realizar tareas en entornos con atmósferas explosivas. Estas atmósferas se definen como las que tienen en el aire, en condiciones normales, sustancias inflamables en forma de gases, vapores o polvos que, tras una ignición, pueden combustionar y propagarse. Se las conoce como atmósferas ATEX.

En ese tipo de industria, como por ejemplo la que debe manipular elementos químicos inflamables, deben establecer requisitos de protección y seguridad para los operarios. Con el objetivo de regular ese tipo de ambiente se han restablecido a nivel europeo una serie de requisitos de cumplimiento obligatorio. Para proteger la seguridad y salud de los trabajadores en el desempeño de sus funciones, se desarrolla la ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales. Esta ley, es el marco legislativo sobre el que se desarrollan los reglamentos, y en particular la reglamentación ATEX. 

Uno de los aspectos a tener presente a la hora de garantizar la seguridad en este tipo de entorno de trabajo es que el equipo que los operarios manipulan o con el que deben compartir la jornada de trabajo sea apropiado para ser seguro en ese tipo de atmósfera.

El estudio de las medidas de prevención y protección de riesgos debe evaluar y clasificar las zonas de riesgo de formación de atmósferas Atex e instalar la maquinaria adecuada a las necesidades de esas zonas. Una maquinaria que debe cumplir una reglamentación muy estricta dependiendo la zona en la que debe instalarse o desarrollar su actividad. 

Maquina para el enfardado con film retráctil semiautomática modelo 200 con sistema ATEX para el uso seguro en entornos explosivos.
Maquina para el enfardado con film retráctil semiautomática modelo 200 con sistema ATEX para el uso seguro en entornos explosivos.

Para desarrollar maquinaria industrial adaptada a esas atmósferas el equipo de EAR FLAP ha desarrollado modificaciones en los equipos estándar que se certifican con la homologación Atex. De esa manera nuestros sistemas se utilizan sin problemas en entornos con maquinaria explosiva. Los requisitos exigidos a los equipos y sistemas son muy elevados. Por lo que se requiere un estudio detallado de los procesos de cada uno de los equipos a instalar.

La principal obligación de EAR FLAP como fabricante de maquinaria ATEX es garantizar que sus sistemas han sido diseñados y fabricados con conformidad a los requisitos legales que garantizan la seguridad de los operarios. Además de elaborar la documentación técnica que se necesita según la citada normativa. La declaración UE de conformidad y el marcado CE deberán acompañar invariablemente al sistema instalado.

Los equipos eléctricos aptos para atmósferas explosivas deben ser construidos, dependiendo su nivel de protección, en 3 categorías. Siendo la primera el nivel de protección más alto y la tercera el nivel de protección normal.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad